NEUROMARKETING, UTILÍZALO CON LOS 5 SENTIDOS

Años 80.

El 80% y 90% de los productos que se lanzan fracasan.

Los resultados de las encuestas no coinciden con los comportamientos y hábitos reales.

¿Qué sucede? ¿Cómo funciona realmente el cerebro de los consumidores?

Una serie de avances en neurociencia demuelen la idea del ser humano como animal 100% racional y plenamente consciente de sus decisiones.   El desarrollo de técnicas de neuroimagen señalan el importante papel de las emociones no conscientes con mayor claridad. ¿Son nuestras elecciones el resultado de nuestras emociones y no de nuestro raciocinio? La razón no es nada sin nuestras emociones, el cerebro que piensa, calcula y decide es el mismo que ríe, llora, ama y experimenta placer. Por eso, cuando tomamos una decisión, la emoción tiene la preponderancia. Por medio de ella, el cerebro examina toda la información que ha recibido y que ha almacenado procedente, entre otros, de los sentidos.

Con estos descubrimientos, la investigación de mercados descubrió su ángulo muerto. Empresas como Coca-Cola, Ford o Levi-Strauss acudieron a centros de investigación a encargar estudios utilizando neurotecnología y técnicas biométricas:  necesitaban acceder también al lado irracional para tener una visión integral del consumidor.  A día de hoy el neuromarketing es un éxito, ha logrado implementar en nuestro cerebro el valor de las marcas.

La experiencia del cliente se ha convertido en la pieza clave: lo que huele, lo que ve, lo que escucha, lo que toca, lo que saborea, lo que percibe. El subconsciente a menudo es mucho más importante a la hora de elegir  algo, por ello, para que un producto pueda posicionarse en la mente de un consumidor, deben tenerse en cuenta todos aquellos estímulos captados por los elementos sensoriales. A través de la estimulación de los sentidos podemos seducir a los consumidores.

 

PRIMERA RAZÓN: LA VISTA

El 90% de la información que percibe nuestro cerebro es visual, ya lo dice aquel refrán: «ojos que no ven, corazón que no siente».

Biológicamente estamos diseñados para reaccionar ante estímulos visuales y comunicarnos a través de ellos. El contenido visual es una de las herramientas más poderosas dentro del marketing, ya que tiene un efecto mayor en la mente de las personas. Investigadores han descubierto que procesamos de forma diferente las imágenes que los textos. Las primeras tienen la capacidad de comunicar más información y de forma más efectiva, ya que nuestro cerebro retiene el 80% de lo que vemos y el 20% de lo que leemos.

Debemos identificar los colores, formas e imágenes que utilizaremos en el desarrollo de nuestro negocio, ya que de ellos dependerá en gran medida el éxito o el fracaso.

Observa este vídeo y verás el poder del color en nuestra sociedad y en nuestro comportamiento.

 

 ⇒ SEGUNDA RAZÓN: EL OLFATO

Podemos sobrevivir sin ver imágenes y sin escuchar, pero ¿sin respirar?

Con cada inspiración inhalamos millones de moléculas de olor, es decir, pedazos de información que recorren nuestro sistema y que van directamente al subconsciente, desatando recuerdos y emociones de forma involuntaria, por eso el olfato es el sentido más evocativo. Estudios han descubierto que recordamos el 35% de lo que olemos. El marketing busca relacionar los productos con aromas específicos para crear vínculos con el cliente, que diga «este olor me recuerda algo» o, mejor aún, un «aquí huele a…». El aroma contiene información que no podemos transmitir de otro modo y que personaliza nuestra marca. Por eso, el matiz olfativo debe estar impreso en los productos, servicios y establecimientos de nuestra empresa.

 

 ⇒ TERCERA RAZÓN: EL GUSTO

Vas caminando por el supermercado y te encuentras en el lineal de embutidos un pequeño puesto, con delicioso jamón cortado y la sonrisa de un/a amable joven que te invita a degustarlo. Creo que, al igual que yo, muchas veces habrás cedido a su ofrecimiento.

Se ha podido comprobar que hay un área cortical secundaria del gusto en la corteza cerebral, donde hay neuronas que son capaces de responder a combinaciones de estímulos visuales, olfativos y gustativos. La memoria gustativa funciona como estimulante sensorial en el cerebro, es decir, nos ayuda a despertar los otros sentidos y así recordar y potenciar la imagen de la marca activando nuestra memoria a largo plazo.

 

  CUARTA RAZÓN: EL TACTO

La suavidad de una caricia o la firmeza de un apretón de manos tienen un importante impacto sensitivo que la ciencia confirma.  El tacto, localizado en la piel, el órgano más grande del cuerpo, es el sentido a través del cual percibimos las texturas de las superficies de todo lo que nos rodea. La percepción táctil es uno de los más bellos sentidos con que se expresa el ser humano. Los antiguos griegos creían que el tacto reflejaba la caricia del alma, representa un invalorable e inmenso espacio para referir contenido afectivo y cercano. Por tal razón, favorece la identidad de la marca y de las empresas, al provocar la interacción entre los consumidores y los productos y servicios que ofrecemos.

 

  QUINTA RAZÓN: EL OÍDO

El sonido ha sido, desde tiempos inmemoriales, protagonista de leyendas fantásticas, gracias a él se podían controlar acciones y originar reacciones. Los griegos narraban el encantador canto de las sirenas que enloquecía a los navegantes, la leyenda del flautista de  Hammelin nos relata la magia del sonido… Estudios demuestran que los distintos tipos de sonidos son capaces de ejercer cierta influencia psicológica en la mayoría de los clientes. Por eso, cada vez son más los ámbitos que están relacionados con el sonido y la psicoacústica está cobrando protagonismo en la creación de productos y servicios, ¿De qué manera deben sonar para que el mayor número de clientes quieran adquirirlos? El sonido es una excelente herramienta para crear y afirmar la imagen e identidad de marca en la mente del cliente.

Te invito a que escuches este vídeo, cierra tus ojos y descubre rápidamente lo que el sonido te transmite y la marca con lo que lo asocias.

En resumen, debemos desarrollar una experiencia sensorial de acuerdo a nuestra marca y generar emociones, ya que el 93% de lo que transmitamos será no verbal. Por ello, nuestro gran reto será distinguir qué sentidos estimularemos y de qué manera para conseguir quedar impresos en el cerebro de las personas.

 

 

   ¿Cómo conseguirás llamar su atención?   

   Y a ti… ¿Cómo te seducen?   

Déjanos un comentario aquí abajo 🙂

Si te ha gustado este post y crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo!

 

Anuncios

2 comentarios sobre “NEUROMARKETING, UTILÍZALO CON LOS 5 SENTIDOS

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: